Tiempo De Cocción De Los Mejillones Al Vapor

No solo con las pipas sino más bien con otras cosas ricas de comer. A mi me pasa con los mejillones al vapor, comienzas por uno, luego otro… Y otro… Y al final sin darte cuenta ya has vaciado el plato. Merced a ti por leer mis recetas, y si es verdad, para mi asimismo son los mejores mejillones los del Norte de España jaja Un besito y me paso por tu blog. Riquísimos Rocio, te sigo desde hace cierto tiempo y me chifla tu cocina. Para mi que soy de Galicia los mejillones cocidos con limón son prácticamente una religión.

tiempo de cocción de los mejillones al vapor

El caldo de cocción se puede reservar para sopas o guisos marineros. Asimismo podemos concentrarlo al fuego a fin de que reduzca y rociar los mejillones con él. Los mejillones que no se abran, los tiraremos. Lo mucho más probable es que estén en mal estado, y en ese caso, habrán empapado el líquido de cocción de un fragancia desapacible. En ese caso, tiraremos también el líquido. Todos nuestros mariscos son frescos y de Galicia, lo que asegura el mejor sabor.

Mejillones Al Vapor, 2 Recetas Simples

En cuanto se hayan abierto todos, lo que tarda pocos minutos, los apartaremos del fuego y ya estarán completados para ser útil. Para hacer los mejillones al vapor lo primero es limpiarlos bien con asistencia de un cuchillo y un óptimo estropajo de aluminio. Le quitaremos todo lo que podamos de la parte exterior y, para ahorrar esfuerzo, le damos con el “nanas” de siempre y vas a ver lo idóneos y refulgentes que quedan en un instante. Adecentar los mejillones es muy simple, utilizad un estropajo verde o metálico, y bajo el agua del grifo frotar tenuemente. No les olvidéis de con una puntilla o pinza eliminar las barbas. Una aceptable presentación en los mejillones al vapor es fundamental para que nuestros comensales los disfruten, tened presente que la concha del mejillón hace de recipiente y debe tener buen aspecto.

En mi opinión, debemos remover solo las impurezas, o sea, barbas y crustáceos que logre tener adheridos. Hacemos una revisión inicial y descartamos los mejillones que tengan la concha rota y se vea su carne. Su limpieza, su cocción y su preparación son punto a tener en cuenta que influirán en el resultado final. En ningún caso necesitaría que le añadamos sal, ya que el mar se hace cargo de proporcionarles la medida de sal exacta. Como ya se han abierto, solo tenemos que quitarle una de las valvas, a la otra quedarán pegados y presentarlos de la forma que mucho más nos guste. Guárdalos en el frigorífico en un cuenco tapados con un paño húmedo, no los dejes en una bolsa de plástico cerrada o se asfixiarán, recuerda que en el momento de cocerlos deben estar vivos o van a estar en mal estado.

Debemos añadir a la cazuela que hayamos ido a usar, una pequeña proporción de agua. La equivalente a 1 dedo en el fondo del cazo, 3 o 4 medidas de cuchara serán suficientes. Para ello, con el apoyo de un cuchillo y siempre y en todo momento bajo el agua del grifo, eliminamos estos estorbos y lavamos bien la concha.

Os acercamos 2 recetas básicas para cocer los mejillones, una que prácticamente no transporta ningún ingrediente y una segunda para cocer los mejillones en su jugo, en la que se prepara un caldo con vino blanco, laurel y cebolla. Dejamos cocinar los mejillones unos minutos a fuego medio-alto, con la olla tapada en todo momento, moviéndola ocasionalmente con movimientos circulares para favorecer la distribución del vapor que se va provocando. Podremos escuchar cómo los mejillones van abriendo sus conchas. Cuando todos los mejillones hayan abierto su concha, van a estar listos, lo que ocurrirá en, precisamente, unos 5 minutos de cocción. Para elaborar losmejillones al vaportan solo debemos ingresar medio dedo de agua en una olla adjuntado con unas hojas de laurel y unos trozos de limón.

¿Tienes Ganas De Saber Cómo Realizar Mejillones Al Vapor?

Si vamos a tardar en consumirlos, lo destacado es cocinarlos al vapor y congelarlos con el agua de la cocción que, además, servirá para calentarlos después. No los vamos a tener mucho más de 2 semanas en el congelador. Vas a ver que en muchos de sitios te afirmarán que en cuanto se abran los mejillones ahora están completados. Bueno ya que siento decir que no estoy de acuerdo. Los mejillones al ver el vapor caliente se abren bastante veloz pero su carne aún no está bien cocinada con lo que si los sacas tal y como se abren te los vas a comer medio crudo, por no hablar del mal color que tendrán.

Lo ideal es consumirlos al llegar a casa, pero si no entra en nuestros planes, no los vamos a tener más de dos días en el frigorífico. Mojaremos un paño de cocina con agua y sal, lo escurriremos y envolveremos los mejillones -sin limpiar- con él, realizando un nudo fuerte para que no se abran. Los pondremos en la región menos fría del frigorífico.

Pero puede venir con restos de cuerda y con ciertas conchas adheridas a la cáscara que deberemos sacar. Puedes comprar las mejores mejillones gallegos directamente en nuestra web de ventas en línea. Recibe un dirección de correo electrónico semanal con las nuevas recetas de rechupete. Gracias por ayudarnos a los mucho más torpes. Incluyendo a quienes hacen sus comentarios.

La primera vez que vi a alguien preparar los mejillones al vapor fue en Cuota en una comida navideña. Mi compañero Fernando metió como cuatro kilogramos de mejillones en una cazuela colosal y me puso a recortar limones. Luego echo los trozo de limón dentro de la olla y exprimió unos cuantos trozos por encima de los mejillones.

En ningún caso, tus datos serán transferidos a terceros sin tu autorización. Cocer mejillones en el sentido estricto de la expresión no es ni mucho menos lo más conveniente. Primeramente, por visto que los propios líquidos de los escasos mejillones que se abriesen se diluirían en el agua, desperdiciando su sabor. Y, seguidamente, por visto que echaríamos a perder la frágil textura de su carne.

Los mejillones deben cocinarse hasta el momento en que la carne tengan un bonito color anaranjado (fíjate en la fotografía) si bien ten presente que no todos los mejillones tienen ese color y existen algunos que van a quedar con un todo distinto. En el punto por punto de esta receta y con la ayuda del vídeo recta que os dejo, tenemos la posibilidad de conocer todos los secretos para elaborar unos mejillones al vapor excelentes. Cuando ya tengas todos y cada uno de los mejillones libres reunidos, quítales una concha, dejando solo la concha que tiene adherida la carne del mejillón y, finalmente, colócalos en un plato o fuente de forma organizada. En esta entrada te cuento de qué forma los preparo.

Guía Para Cocer Mejillones:

O en la sartén con los mismos elementos pero con una pequeña variable en la preparación que observaremos ahora. Para limpiarlos, lo más cómodo es en el fregadero, pegando con la parte no afilada del cuchillo, sacando todas las conchas que tengan adheridas . Los lavaremos bien bajo un chorro de agua fría, y los dejaremos chorrear. Abrimos la cazuela con cuidado puesto que va a salir todo el vapor acumulado en ella.

Quedan de maravilla y un caldillo riquísimo para tomarlo con una conche. También te puede atraer solo abrirlos al vapor para sacar la carne de la concha y congelarlos para ir usándolos en arroces u otros platos. Tapa la cazuela y coloca a fuego medio.